Venezuela Inmortal

El Generalísimo Francisco de Miranda es uno de los personajes más importantes de la historia de toda América y en especial de Venezuela. Fue el precursor de la idea de la libertad americana y recorrió medio planeta para encontrar los recursos para iniciar una guerra de independencia contra el Imperio Español.

Durante su vida, Miranda vivió en diversos países, siendo uno de ellos Inglaterra donde tenía el mayor apoyo económico y logístico por la enemistad entre el reino español y el reino inglés. En Londres Miranda vivió en una modesta casa desde 1802 en compañía de su esposa Sarah Andrews y sus hijos, Leandro y Francisco.

La biografía de Francisco de Miranda de Alfonzo Rumazo Gonzalez reseña un poco la vivienda en la que Miranda soñaba con libertar Venezuela y la Nueva Granada, donde era visitado por los más grandes militares e intelectuales y donde se desarrollaban los mayores acontecimientos históricos para la libertad americana en suelo europeo.

Reseña Rumazo Gonzalez:

La casa que residía miranda en Londres era visitada por muchos, pero principalmente por los latinoamericanos que llegaban o allí residían. Fue el motor central de la conspiración contra España. Escribió el líder para uno de los cuadernos de su archivo: “Mi casa en esta ciudad es y sera siempre el punto fijo para la independencia y libertades del continente colombiano”.

Un dia antes de que cerrara su circulo el siglo, se presento ahí el joven de veinte años Bernardo Riquelme, con el deseo de recibir clases de matemáticas ¿Necesitaba miranda esa docencia para redondear su presupuesto? Admitido, muy pronto supo que su maestro esa el jefe de un plan de independencia americana; esto le entusiasmo; aparte de volverse pronto un adoctrinado fervido, dejo que corriese lebremente su reacción contra el padre, el virrey, que de ese mode le trataba, condenándole poco menos que al hambre. cuando se obra por resentimiento se adquiere rencor con duplicaqda fuerza. al ser admitido en la logia mirandina exclamo: “¡ved en mi, señor, los melancólicos restos de mi compatriota Lautaro! En mi pecho arde el mismo espíritu que liberto a mi patria Arauco de sus opresores!” Miranda abrazándolo, lo cuenta el mismo Bernardo,- le dijo-:

“Hijo mio la divina providencia desea cumplir nuestras esperanzas de libertad para nuestra patria común, que esta decretada en el libro del destino.Mucho secreto, valor y constancia serán la égida que os aguardara de los golpes de los tiranos “. Nunca dudo el venezolano de la realización de su proyecto gigante. Dudar, mata siempre la acción.

Continúa el libro:

Toda la actividad de Miranda se realiza ahora en la casa de cuatro pisos de la 27 Grafton street, a donde se ha trasladado. cuida de ella y de Miranda el ama de llaves Inglesa Sara Andrews, que entro al servicio del venezolano dos años atrás, (1800); tenia 26 años. Esta admirable mujer sera la unica trascendente, en la vida mirandina toda, pues fue muy noble con el, y hasta le dio dos hijos, las demás pasaron, desaparecieron; hicieron nexos pero efímero. Y fueron muchas!. Miranda dejo constancia de ellas en su diario. Sara vivió en aquella casa hasta su muerte; le sobrevivió a su compañero mas de 30 años.¿ la habitación mas importante? la de la biblioteca: seis mil volúmenes en varios idiomas.

Lee también: ¿Blancos, negros, zambos o indios? conoce el sistema racial de la colonia

En el marco del London Open House 2015, se relanzó la casa de Miranda como museo, este evento se extiende a los principales museos y atracciones arquitectónicas-culturales de la capital británica para permitir, una vez al año, acceso libre al público.

london 2015
london20152

A continuación algunas fotos de la casa de Miranda en Londres:

casa_miranda1casa_miranda2casa_miranda3casa_miranda5casa_miranda6

El Generalísimo Francisco de Miranda en 1810 se marcha a Venezuela a consolidar la primera República.
En 1812 cae prisionero por las autoridades españolas producto de la traición de sus oficiales entre ellos Simón Bolívar. nunca volverá a ver su casa ni su familia.
En 1816 muere en el Fortín de la Carraca en Cádiz, España.
Su esposa Sarah andrews vivió en esta casa hasta su muerte en 1847.

OPINIÓN

comentarios