Ramón Rivero Blanco

En 1825, George Washington Parke Custis hijastro del prócer norteamericano George Washington, en nombre del Gobierno de Estados Unidos de América y como homenaje a la gesta independentista de Bolívar, El Libertador, en Suramérica, le envió un medallón con el retrato del héroe de la independencia de Estados Unidos y primer presidente de esa nación…

w1

“…Antes de partir para Europa, Lafayette quiso visitar la tumba de Washington en Mount Vernon y contemplar el lugar donde el Cincinato Americano pasa los últimos días de su vida y donde se encuentran sus mortales despojos. En presencia de los restos mortales del grande hombre, Lafayette recibió de la familia del ilustre patriota, entre otros presentes, el cordón de la orden de Cincinato que había usado el Libertador de la América del Norte; y lleno de noble orgullo se prestó a servir de intermediario con Bolívar, para remitir a éste el regalo con que aquella célebre familia quería obsequiar igualmente al Libertador de la América del Sud. Este regalo consistía en una medalla de oro que había sido consagrada al Padre de la Patria por la Nación americana, en uno de los aniversarios de la Independencia; y un medallón que aún guarda el retrato y cabellos de Washington, propiedad hoy de la República por donación del General Guzmán Blanco, presidente de Venezuela, a quien le fue regalado por el sobrino de Bolívar, señor Pablo S. Clemente. Es un medallón en forma oval, con un diámetro mayor de siete centímetros, por otro de cinco, que tiene en el anverso el retrato de Washington, artísticamente ejecutado en miniatura, por Steward, según el gran cuadro del célebre Field, y en el reverso un esmalte azul en cuyo centro aparece cubierto por un óvalo pequeño de cristal el cabello del Cincinato moderno. En derredor del esmalte y sobre una lámina de oro está grabada la siguiente inscripción:
w2

AUCTORES LIBERTATIS AMERICANÆ IN SEPTENTRIONE HANC
IMAGINEM DAT FILIUS EIUS
(PATER PATRÆ)
ADOPTATUS ILLI QUI GLORIAM SIMILEM IN AUSTRO ADEPTUS EST.
“Este retrato del autor de la libertad en la América del Norte, lo regala su hijo adoptivo a aquel que alcanzó igual gloria en la América del Sud.”
Así fue como la familia de Washington, a nombre de la América del Norte, y evocando los manes y las glorias de su ilustre jefe, el padre de la Patria, manifestó su admiración al Washington de la américa del Sud. Pero lo que da todavía más realce a este presente americano, es que el encargado de transmitir a Bolívar tan expresivo recuerdo, fue aquel Lafayette tan célebre en los anales de la libertad moderna…” Arístides Rojas, 1893.

w4

w5

OPINIÓN

comentarios