El 15 de diciembre de 1957, el entonces presidente Marcos Pérez Jiménez  realizó un referendo en el país con el objeto de optar un período presidencial adicional de 5 años que iría de 1958 a 1963. 

Según el discurso de Memoria y Cuenta ante el Congreso de la República del 30 de diciembre de 1957, este plebiscito tenía como objetivo la finalización de “una obra de jerarquía superior” para el desarrollo sustancial del país. Aunque el plebiscito fue presuntamente ganado según cifras oficiales del órgano supremo electoral, poco más de un mes de su realización Pérez Jiménez fue derrocado por un movimiento militar.

Lo planteado para el quinquenio de 1958-1963 por el gobierno de Pérez Jiménez presentaba desde planes de recuperación territorial, hasta planes de lo que llamaba el gobierno “redención económica”.

Según escribe Marcos Pérez Jiménez en parte de sus escritos personales y también en el libro de 1968 “Frente a la Infamia”, el presupuesto de gastos ordinarios para este plan era de 16.500 millones de bolívares, junto con un plan extraordinario para los años 1959, 1960 y 1961 que elevaría el presupuesto a 25.500 millones de bolívares; otro plan para los años 1962 y 1963, elevarían el total presupuestado a 33.500 millones de bolívares para las obras en cuestión que serían inauguradas cada 2 de diciembre como era de costumbre.

Este Plan Quinquenal quedó engavetado cuando el 23 de enero de 1958 Pérez Jiménez sale del poder, asumiendo la Junta de Gobierno y posteriormente Rómulo Betancourt.

Según el extinto Ministerio de Obras Públicas (MOP) en su anuario de 1963, el presupuesto estimado por el nuevo gobierno encabezado por Betancourt para un plan de inferior jerarquía se situó en 38.000 millones de bolívares, donde no se concretó ni el 10% de las obras planificadas para el quinquenio 1958-1963.

Pérez Jiménez denunció en varias ocasiones desde la cárcel que obras como el distribuidor “El Pulpo” se licitaron originalmente en 1957 con un costo de 52 millones de bolívares, siendo ejecutado mucho más pequeño y sin obras complementarias por el nuevo gobierno a un costo de 108 millones de bolívares con un sobrecosto de 56 millones de bolívares nunca explicados en la memoria y cuenta de Rómulo Betancourt, alegando conspiraciones y guerras personales en su contra y evadiendo el tema.

pulpo60El distribuidor El Pulpo en 1962

Así como “El Pulpo”, obras como el Puente sobre el Lago de Maracaibo y el Puente sobre el Orinoco fueron licitadas a un precio muy inferior con un diseño mucho más complejo y una superior jerarquía a mediados de 1957. En el caso del Puente sobre el Lago de Maracaibo, se licitó a un costo de 290 millones de bolívares, incluyendo una vía férrea, un mirador turístico, un sistema de defensas de los pilares así como un puente más ancho. El gobierno de Betancourt modificó arbitrariamente la obra reduciéndola en tamaño, descartando las obras anexas y la vía férrea, pero paradójicamente aumentando su costo a 360 millones de bolívares con un sobrecosto de 70 millones de bolívares, según cifras del MOP.

puente Maqueta del Puente Rafael Urdaneta en 1956

construccion puente sobre el lago5 Obras del Puente Rafael Urdaneta sobre el Lago de Maracaibo

construccion puente sobre el lago7Obras del Puente Rafael Urdaneta sobre el Lago de Maracaibo

Dejando claras las cifras originales del plan quinquenal de Pérez Jiménez con un presupuesto de 33.500 millones de bolívares y queriendo hacer unas comparaciones respectivas con el ejecutado por el nuevo gobierno con un presupuesto de 38.000 millones de bolívares, es necesario preguntar ¿en qué consistía el plan de Pérez Jiménez?.

Lee también: FOTOS | El 23 de enero de Caracas en fotos antiguas que nunca habías visto

Luego del plebiscito de 1957 el gobierno perezjimenista presenta los “Planes rectores de la nación” para el nuevo período en el cual se presenta el Plan Quinquenal con sus principales objetivos que consistían en concluir las obras de 1957 y empezar con rapidez a ejecutar un alto porcentaje de las restantes.

Las obras de gran jerarquía previstas dentro del plan podemos resumirlas de la siguiente manera:

– 300 mil viviendas, tanto urbanas como rurales, que sumadas a las 100 mil que se estaba seguro que la iniciativa privada hubiese llevado a cabo por estimulos diversos hechos desde el sector oficial, hubiesen totalizado 400 mil viviendas, con lo cual se hubiese cubierto entre el 66 y 75% del deficit de vivienda que habría en Venezuela para finales del quinquenio.

– 1.000 grupos escolares para 600 mil alumnos, con el cual se pretendia completar las edificaciones necesarias para establecer en aulas racionales, a la totalidad de nuestra población escolar en instrucción primaria.

– 7.000 kilómetros de carreteras, que completarían y racionalizarían nuestra red vial en este aspecto. Entre otras cosas se pretendía lograr las troncales principales; alcanzar puntos fronterizos en donde Venezuela por razones de específico interés nacional, tenía que hacerse presente, tal como es el caso de la frontera con la Guayana Esequiba y por Brasil por el este y por el suroeste, y al acercarnos lo más posible a la frontera brasileña por el sur, pasando el Orinoco por medio descontinuos, hasta que la intensidad del transito justificara el medio continuo.

El primero de los tramos mencionados es parte de la troncal centro oriental de la América del Sur, y el segundo, parte de la gran Troncal Central de la misma porción del continente.

2.500 kilómetros de la red básica de ferrocarriles proyectados desde 1955, mediante los cuales, la capital de la república quedaría enlazada por el occidente con Maracaibo y San Cristóbal, y por el oriente y sur oriente con la región Barcelona – Puerto La Cruz y con la gran zona industrial de la cuenca del Caroní.

– 500 Kilómetros del plan nacional de autopistas.

Establecimiento de la industria del acero en los primeros meses de 1960, para producir 2 millones de toneladas anuales, con lo cual Venezuela se situaría en tercer lugar en Latinoamérica, después de Brasil y México. En términos generales se contemplaba fundamentar tal industria así:

Planta de reducción por electricidad en la zona de Matanzas, con capacidad para 900 mil toneladas
– Planta sobre la orilla occidental del Lago de Maracaibo, para reducir por el tradicional sistema del carbón, con capacidad aproximada para 600 mil toneladas, y planta ubicada en el centro de la república, para reducir por el novedoso sistema de la utilización del gas, con una capacidad aproximada de 500 mil toneladas.

– Industria petroquímica para más de 3.000 productos de diversa índole, con la ubicación del grueso de las instalaciones en la zona de Morón. A tal industria se proyectaba darle una amplitud que la hiciera la primera de su tipo en el mundo.

Desarrollo planificado de los Grandes Centros Urbanos, que surgirían, principalmente los de la cuenca del Caroní y la zona de Morón al estilo de la ya inaugurada Puerto Ordaz y basado en ciudades al estilo de centros atómicos soviéticos.

– Búsqueda, explotación, refinación y mercadeo del petróleo venezolano como combustible por parte del estado o empresas nacionales.

– Acondicionamiento de más de 1 millón de hectáreas, con el propósito de llevar adelante un sistema de creación agraria, formando en Venezuela una clase de granjeros que significaría para una parte, el establecimiento de una producción agraria racional, y por otra, la creación de una clase media rural económicamente fuerte, constitutiva de una valla infranqueable para la propagación del comunismo.

Construcción de la Represa Boconó – Tucupido, para regar 500 mil hectáreas y producir electricidad suficiente para satisfacer las necesidades de la zona, así como 500 mil hectáreas de uno y otro lado del canal que se iba a construir entre el Orinoco y el Caribe siguiendo en líneas generales los cursos de los ríos Suata y Unare.

– Plan nacional de Turismo donde se destacaban 2 conjuntos de obras:

– Acondicionamiento de Margarita con un plan de obras entre las cuales vale la pena mencionar, el arreglo del puerto y el aeropuerto para el tráfico internacional; red completa de vías de comunicación de la isla, construcción de hoteles de diferentes categorías, construcción de colonias vacacionales para obreros y empleados públicos, acueducto que llevase las aguas desde tierra firme de forma permanente, arreglo de las playas, construcción de barcos que facilitasen el traslado de pasajeros desde tierra firme a la isla y que llevasen desde diferentes sitios del caribe turistas a la misma, y algunas otras obras de menor jerarquía.

– Acondicionamiento turístico de Mérida a base de las obras siguientes:

Construcción del teleférico entre Mérida y el Pico Espejo, con sus estaciones terminales e intermedias y otras instalaciones complementarias; ampliación o posible reubicación del aeropuerto; construcción de la carretera entre Mérida y la Panamericana por La Azulita; mejoramiento de la carretera trasandina; construcción de hoteles de diversa categoría; construcción de colonias vacacionales para obreros y empleados públicos; arreglo de plazas y espacios públicos, con programas especiales en los alrededores de Mérida, así como obras anexas.

– Racionalización del transporte colectivo en la capital de república y otros grandes centros urbanos, mediante la construcción de ferrocarriles subterraneos, autopistas elevadas, monoriel y otros sistemas y la dotación de los medios de transporte requerido, todo juiciosamente combinado.

monorielBoceto del monoriel del sistema Autobuses Aéreos para Caracas sobre el curso del Guaire

– Creación de un instituto universitario con asesoría internacional para la creación de científicos venezolanos, así como los institutos para la formación de los técnicos para los conglomerados industriales.

– Reactor Atómico de gran potencia en la zona de la Gran Sabana para una serie de realizaciones avanzadas de fines pacíficos de la utilización del átomo y también la posibilidad de fabricar armas atómicas secundarias. Este reactor atómico tendría su propio centro urbano para los trabajadores de la central atómica.

– Adquisición y mejoramiento en el equipo de las Fuerzas Armadas Nacionales, capacitación, entrenamiento de élite, así como profesionalización de la tropa.

– Obras para el desarrollo hidroeléctrico de la cuenca del Caroní tales como, la Represa del Guri, para lograr un gran porcentaje del potencial hidroeléctrico de dicha cuenca, que es del orden de los 10 millones de kilovatios.

– Establecimiento de la industria del aluminio en la cuenca del Caroní, con lo cual se pretende asociar a la Guayana Inglesa a nuestro desarrollo económico, creando bases verdaderas para la incorporación de este territorio a Venezuela.

– Administración de la energía eléctrica barata producida en la cuenca del Caroní y los ricos yacimientos de bauxita existentes en el territorio de Guayana para la integración del territorio nacional.

– Establecimiento en zonas de la cuenca del Caroní de otras industrias derivadas de la producción racional y masiva de electricidad, de la producción de acero y de la producción de aluminio. Tales realizaciones junto con las ya enumeradas anteriormente convertirán el  Río Caroní en una versión venezolana del Ruhr en Latinoamérica.

– Obras diversas en el sistema de Comunicación:

– Sistemas telefónicos, microondas, cables submarinos e instalaciones diversas con el propósito de establecer en Venezuela el primer centro de comunicaciones, Centro de transmisiones del lenguaje Castrense de Latinoamérica y lugar de tránsito forzoso para gran parte de los mensajes de toda índole entre una gran porción de esa zona y las demás del mundo, con esto usar planes de inteligencia y contrainteligencia militar para influenciar de manera tangible a la región y conformar un bloque de defensa contra intensiones expansionistas de cualquier país enemigo.

– Puerto al sur del lago, el cual enlazado a la carretera panamericana y al ramal ferrocarrilero que pasando entre la cordillera y el lago, comunicará Caracas con San Cristóbal, permitirá estructurar un más racional sistema de transporte para las mercancías que procedentes de Europa y del sur y suroeste de EEUU fuesen con destino a la región andina venezolana, así como también la región centro oriental de Colombia. y también como más racional sistema de transporte para las exportaciones procedentes de las regiones señaladas.

– Diversos puentes de gran magnitud entre los cuales se contaban los siguientes:

– Puente sobre el Lago de Maracaibo

– Puente sobre el Orinoco entre Ciudad Bolívar y Soledad con vía para ferrocarril en función de la red básica mencionada

– Puente sobre Arauca para completar la parte venezolana de la carretera marginal de la selva, más racionalmente “Carretera marginal de la cordillera” y enlazarla con el tramo colombiano de la misma vía.

– Plan de edificaciones gubernamentales, dentro del cual se destacaban los siguientes:

– Nuevo Palacio de Miraflores, asiento de las oficinas de la presidencia de la República

-Edificios para los ministerios de la alta política, de la producción y de los servicios (Distrito Ministerial de Caracas)

-El nuevo Capitolio, asiento del Poder Legislativo

– Construcción del Palacio de las Cortes en la Avenida Bolívar de Caracas, asiento de los principales organismos del Poder Judicial

– Conjunto de edificaciones para los institutos autónomos y obras anexas.

– Estadio con capacidad para 80.000 personas y recinto cerrado para capacidad entre 18.000 y 25.000 personas e instalaciones diversas para la Villa Olímpica en Caracas, del plan nacional de edificaciones deportivas.

– Planes de reubicación rural para racionalizar la vida en el campo y poder prestar a la población que vive en ese medio los servicios de toda índole que dicha colectividad requiere.

– Realizaciones de mejoramiento urbano para racionalizar y embellecer las ciudades.

– Comunicación por el este entre el escalón marítimo y el escalón mediterráneo de la capital de la república por el túnel de Altamira y la carretera complementaria que conecta la Avenida Boyacá con el Litoral Central.

– Creación y desarrollo de las fuerzas de seguridad pública, dentro de un concepto ultramoderno de la realización del estado.

-Instalaciones diversas para el primer observatorio astronómico del mundo en la zona tropical.

-Edificio Principal de la Zona Rental de la Universidad Central de Venezuela, el más alto del mundo en concreto armado y el más alto de Latinoamérica en altura absoluta.

-Empréstitos en obras a diferentes países Latinoaméricanos del Fondo Americano de Desarrollo planteado en el Congreso Anfictiónico de Panamá de 1956.

Entre otras obras de menor cuantía, este plan contemplaba la finalización en la transformación total de Venezuela que se venía realizando desde inicios de la década de 1950.

El plan fue desechado aunque el dinero presupuestado inicialmente fue aumentado de una manera arbitraria sin dejar en resultados tangibles ni el 10% de lo planteado, teniendo que ser aumentado su presupuesto por cada gobierno hasta mediados de los años 70.

Sobre El Autor

Francisco Pérez Alviárez

Venezolano, tachirense, comunicador social egresado de la ULA, coordinador e investigador de Venezuela Inmortal, amante de la historia, familia, tradiciones y valores fundamentales para la construcción de una nación DIGNA, PRÓSPERA y FUERTE. Sígueme en Twitter como @FPerezAlviarez

OPINIÓN

comentarios